Sexo en Madrid

Me encantan las Escorts

Hemos hablado con «Antonio», uno de nuestros clientes más fieles, que nos ha contado por qué le encantan las escorts.

Me llamo «Antonio» y soy cliente de Sugar Girls desde hace cuatro años. Antes era un asiduo a las agencias de escorts de súper lujo, esas que te pedían 600 e incluso 1000 euros por chicas de alto standing. Puedo decir que el 80% de las veces salían con la sensación de haber sido engañado. No solo sabía que podría haber conseguido pasar un rato de placer con esas chicas por mucho menos dinero, sino que lo que obtenía no se correspondía con lo que había pagado.

Cuando intentaba bajar de nivel y probar con profesionales de menos de 200 euros, la diferencia era abismal. Las chicas no tenían el físico adecuado, ni eran elegantes. El ambiente era vulgar y deprimente. Eso tampoco era una opción.

Sugar Girls me llamó la atención inmediatamente. Las chicas parecían muy guapas, pero todos los clientes de las escorts de lujo sabemos que hay un gran problema con las fotos. O son falsas o están tan retocadas que lo que ves no tiene nada que ver con lo que esperabas. Sin embargo, me dejé llevar y fue una sorpresa. Desde entonces, empecé a viajar a Barcelona con cualquier excusa para visitar sus instalaciones y conocer chicas nuevas.

Madrid Putas

Cuando supe que habían decidido abrir en Madrid, me sentí muy excitado. Ahora podría disfrutar de una buena escort más a menudo. Suelo ir un par de veces por semana, pero si pudiera, iría todos los días. Nunca repito (las chicas lo valen, pero no me gusta repetir), y me encanta la variedad de chicas disponibles y las nuevas incorporaciones. Es como entrar en una tienda de lujo con los artículos más exquisitos a tu disposición, con todo el respeto que merecen las chicas, que no son objetos, sino personas, mujeres con corazón, sensualidad, belleza y dulzura.

Soy adicto a las escorts. Si buscáis las mejores escorts de Madrid, no dudéis y elegid solo la agencia Sugar Girls. No os defraudará, y os lo dice el eterno defraudado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *