Mala Experiencia con una Escort, ¿Qué hago?

Has tenido una cita con una escort y el servicio te ha dejado insatisfecho. Sientes que has perdido el tiempo y el dinero, y quieres reclamar a la agencia. ¿Cuáles son los pasos a seguir?

Cuando se trata de relaciones personales, nada está garantizado. Nadie se libra de tener una mala experiencia con una escort de vez en cuando. Si eres asiduo a varias agencias, independientes y locales, es poco probable que todas las chicas te hayan proporcionado un servicio a la altura de lo que esperabas. Como en todos los sectores, siempre hay decepciones, ovejas negras, y malos profesionales.

Evitar una Mala Experiencia con una Escort

Adelantarse a los acontecimientos y ser precavido es una buena manera de evitar que algo así te pase a ti. La búsqueda y la información previa son vitales. Muy pocos hombres tienen ganas de ir a la aventura cuando se trata de buscar a una escort: saben que los precios son elevados y no quieren arriesgarse a tirar un dinero que les ha costado mucho ganar.

Lo primero que hay que hacer es buscar en la red. Unos clicks en Google, y suele aparecer todo lo que necesitamos saber. Con la agencia, basta con buscar el nombre. Si es una independiente, solo tienes que poner su número de teléfono en el buscador. Por desgracia, las escorts independientes son muy ingeniosas a la hora de limpiar su reputación en internet: basta con que se cambien el nombre y el teléfono, pero los clientes suelen reconocerlas por las fotografías.

 

 

Busca una Agencia de Renombre

Cuanto mejor reputación tenga la agencia, menos posibilidades tendrás de tener una mala experiencia con una escort. Por ejemplo, en Sugar Girls sabemos detectar a las chicas problemáticas en la entrevista personal que les hacemos para decidir si las seleccionamos o no. Tampoco es bueno juzgar a una persona por la primera impresión, pero siempre hay palabras, gestos, actitudes, que nos permiten saber un poco a quién tenemos delante. Hay chicas a las que hemos rechazado durante el casting, por ese motivo. Hemos visto actitudes que nos han dejado claro que estábamos ante una escort inestable que podía generar problemas con los clientes y con las otras chicas.

El dinero no es garantía de nada. Hay agencias de escorts que cobran cantidades muy elevadas y que tienen reseñas pésimas en la red. Esto se debe a que seleccionan a chicas sin ningún criterio, y que a menudo, trabajan en otros lugares por menos dinero. Estas agencias piensan que lo importante es conseguir el dinero del servicio, y que lo que pase después con el cliente les da exactamente igual. Lógicamente, ese cliente se pierde, porque nunca va a volver, y ninguna agencia sobrevive a base de clientes nuevos.

 

 

Si estás insatisfecho, reclama

Aunque se trate del sector del sexo de pago, tienes derecho a reclamar si has tenido una mala experiencia con una escort. En Sugar Girls tenemos hojas de reclamaciones a disposición de nuestra clientela, pero solemos gestionar cualquier incidencia sin necesidad de recurrir a ellas. Hablando se soluciona todo.

La honestidad a la hora de gestionar tu mala experiencia con una escort es importante. No reclames por cosas que no son reclamables, con la intención de obtener un servicio gratis como compensación. Las agencias, al igual que los comercios, saben detectar a este tipo de clientes fradulentos, y no dudarán en cerrarte sus puertas si ven que esa es tu intención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *